AVISO IMPORTANTE

Toda la información expuesta en este blog pensamos que es correcta y la publicamos para que sea útil. Sin embargo debes utilizarla con precaución y bajo tu responsabilidad, puesto que no nos responsabilizamos de su uso ni de posibles errores que pudiera contener.
La información que aparece en la página puede copiarse y distribuirse con fines no comerciales y citando la fuente.

65- 24 HORAS BBT DE MATAPORQUERA


El fin de semana de 10-11 de Julio, se celebró en Mataporquera, por primera vez, una prueba btt de 24 horas de duración, sobre un circuito de 5,5 km y organizada por el club deportivo Valdeolea en Movimiento (www.valdeoleaenmovimiento.es). En su página web encontrareis la clasificación, fotos y detalles de la prueba. Yo os paso a narrar mi experiencia y mi opinión sobre la prueba…
Todo empezó en la tienda de Salva (motopie, distribuidor Orbea en Santander), cuando me comentaron que componentes del Valdeolea en movimiento les habían pedido que llevasen el servicio técnico de la prueba. Me animaron a que formásemos algún grupo para participar…
Tenía dudas sobre como me encontraría en una prueba de 24h, nunca he participado en ellas, pero el “gusanillo” del btt me decía que me apuntase…

Así fue como nos juntamos un equipo de cuatro: Pepe, Jose, Zalo y un servidor (Move) y llamamos al equipo MOTOPIE MTBCANTABRIA.
Empezamos con dos semanas de antelación los preparativos, y una semana antes quedamos con Julio y Alvaro (componentes de Valdeolea en movimiento) para que nos enseñaran el circuito.

El circuito era sencillo, rápido y muy poco técnico. Tenía un poco de asfalto, bastante pista y sendero. Me gustaba, me gustaba mucho, pero tenía la pega de ser “fácil”…¡me explico! Era el típico circuito que le haces muy rápido, pero que al ir dando vuelta a vuelta se va haciendo un poco duro y algo más duro…
Es decir, que no nos debíamos de cebar con él. Teníamos que ser fríos y calculadores, marcarnos un ritmo y cumplir con los relevos que nos habíamos puesto…

Después de instalarnos en la campa que la organización había previsto para tal fin, montamos la carpa de Orbea y todos nuestros “bártulos”… comenzaba la prueba…

El primero que tenía que salir era Pepe, salió más rápido de lo previsto… supongo que es normal… en la salida estaban los gallos y salieron como flechas y eso hace que los demás suban el ritmo. Confiaba en Pepe, y así fue, se hizo sus dos horitas a un ritmo constante, sufriendo un calor de narices (hablaban de 34 grados) y se encontró muy bien…

El siguiente, Zalo, perro viejo en esto del btt… se marco su ritmo y cumplió con lo previsto. También sufrió el calor, pero allí estaba su mujer y alguna vez nosotros para asistirle durante las vueltas…


El tercero fue Jóse, compañero infatigable de Zalo, que también cumplió con su cometido, como estaba previsto…

Y el cuarto, un servidor, que salió a las 19.00, cuando ya el calor había desaparecido… También cumplí con lo establecido y disfrute como un niño en cada vuelta…¡qué ambiente! ¡qué lujo! ¡qué sensaciones!


Todo marchaba bien… mientras cada uno hacia su trabajo, yo echaba una mano a Nacho en la carpa de Orbea, al principio de carrera fue impresionante la cantidad de bikers que acudieron con roturas, la mayoría de cadenas. La gente había salido a tren… todavía quedaban muchas horas, y aunque no tengo experiencia en este tipo de carreras, pensaba que lo importante era dosificar fuerzas, pero la gente estaba muy nerviosa o muy fuerte…

Casi sin darme cuenta llego la noche, me tocaba el peor turno, de 3 a 5 de la madrugada. Nunca había rodado de noche, Pepe le toco solo dos vueltas con poca luz, Zalo vino encantado de la experiencia y Jose no estaba del todo cómodo, sobre todo porque poco antes de salir él, otro biker, se cayó y se lo llevo la ambulancia por una presunta rotura de clavícula.


Yo estaba “cardiaco”, con unas ganas de salir del copón, así que no descanse nada esperando a mi hora. Llegaron las 3 y salí, la sensación era bonita, distinta, aunque como ya habías hecho unas cuantas veces el recorrido, lo reconocías sin problemas, pero a pesar de ello, algunas veces no pasabas por la rodada buena, je,je…

Pase las dos primeras vueltas a un ritmo muy parecido al que iba haciendo de día, pero empecé a tener problemas con las luces, el frontal me iba bien, pero la luz de la bici en cada bache se me apagaba o se me movía y apuntaba para abajo. Mientras me pegaba con las luces me encontré a Patricia (de Valdeolea) una de las chicas que estaba en los equipos de cuatro, hicimos juntos 4 ó 5 vueltas, me dio la luz y la compañía para que se me pasara volando la noche y cumplí con mi misión. Gracias patri!!! Seguro que nos veremos en otra ocasión.

Descanse dos horas escasas en la furgoneta hasta que el inquieto de Nacho me fue a dar los buenos días, ja,ja… Tomamos un café con galletas, junto con Borja, que se estaba haciendo la individual como un campeón, me di un masaje con el fisio de la organización y empezó mi “calvario” particular… Desde las 9.00 hasta las 11.00 estuve nerviosísimo por salir, cuando comenzamos la noche íbamos en el puesto 18 de 22 equipos y a las 10.00, me habían pasado que habíamos subido al 13.


Estaba como una moto, y además según mis cálculos podíamos subir al 12. Esto era la culminación a un fin de semana especial, yo no suelo ser competitivo, voy a las pruebas a disfrutar, aunque reconozco que cuando uno se pone el dorsal, un poquito de adrenalina recorre las venas, je,je…


Llegaron las 11.00 y salí a darlo todo. El resto habían cumplido como campeones, yo no podía fallar, así que me marque un ritmo, que fui cumpliendo vuelta a vuelta, me encontraba cada vez mejor y curiosamente muy poco cansado…
 Llego la última vuelta y empezaron a pasar por mi mente todos los momentos vividos, todos los recuerdos entre la gente que te animaba y encontrabas por el camino… Se me pusieron los pelos como escarpias cuando Manrique me estaba esperando un poco antes de meta y me pasó la bandera de España…


Así entre en meta, con la bandera y con la ilusión de haber vivido otra experiencia inolvidable, encima de mi burra…


En resumen, viví un fin de semana estupendo, rodeado de buena gente y buen rollo, disfrutando de mí hobby preferido… En cuanto a la organización, yo les pondría un 9 sobre 10, eso sí, como siempre es bueno hacer críticas positivas, vi alguna cosilla que no me gusto. Principalmente fueron dos, a la hora de hacer los relevos, se armaba (a veces) un poco de follón y lo que no me gusto nada, fue el tema de los avituallamientos líquidos, teníamos que coger agua en el bar o en una fuente del pueblo. Supongo que cada año iréis mejorando, je,je… ¡gracias por todo!

4 comentarios:

pablo.bk dijo...

Bufff, qué buen rollo y qué buenas sensaciones transmites, se nota que disfrutaste como un enano. Enhorabuena a los 4 por completar la prueba...
Os espero el año que viene en las 24 horas de Guadalix, jejeje
Nos vemos en unos días... ya te contaré los planes que tengo para los quince días que esté por vuestra tierruca.

ptri dijo...

gracias a tí también, Move, por la luz y la conversación. Fue divertido dar pedales por la noche, eh?
Pues quizás nos veamos mañana en la Pasá. Para mí va a ser mucho, pero es que no veas cómo presionan por aquí...

MTBCANTABRIA dijo...

Pablo:
Esto organizarse, pero no es mala idea las 24 horas de Guagalix, je,je.. Un abrazo. Nos vemos!!

Patri:
Animate a la Pasá... pero sin presiones eh?? je,je...
Nos vemos campeona!!!

pablo.bk dijo...

Move, hace meterse la ruta de Potes y los Puertos de Áliva con salida por Sotres, Bejes y Collado Pelea para la próxima semana?